ESENCIAS FLORALES

La terapia floral comienza con el descubrimiento de las propiedades terapéuticas de ciertas flores de la campiña inglesa: las 38 Flores de Bach.

Son preparados de plantas silvestres y árboles elaborados a partir de flores en su punto óptimo de floración que se sumergen en agua y se exponen al sol o a la ebullición. 

Sus propiedades terapéuticas de los desequilibrios del ánimo que dan origen a los padecimientos mentales y físicos, fueron descubiertas por Edward Bach, médico, cirujano, patólogo y homeópata inglés. Su toma determina, merced al desarrollo de la virtud opuesta, la disminución de la intensidad y frecuencia de emociones y sentimientos tales como el odio, el miedo, la inseguridad, la tristeza, el exceso de apego, los sentimientos de culpa, y otros desequilibrios del ánimo.


Las esencias florales actúan en todos los seres vivos: humanos, animales y plantas. Son compatibles con los tratamientos alternativos y alopáticos a los que no substituye. Se benefician de ellas los adultos, las mujeres embarazadas, los recién nacidos, los niños, los animales y las plantas. No poseen contraindicaciones, no hay riesgo de sobredosis, no tienen efectos secundarios y no conllevan adicción. Las propiedades de la terapia floral fueron descritas y realzadas por la Organización Mundial de la Salud, en 1983.

La esencia floral es el campo energético sutil o vibratorio de una flor, conservado en una determinada proporción de agua y brandy. Su sistema de elaboración permite que los principios energéticos de la flor, que reorientan de un modo saludable las emociones y los sentimientos en desequilibrio, se fijen en el agua. Si bien, un análisis microscópico de una esencia floral revelará la presencia de agua y brandy.

Cada esencia floral es una información altamente organizada que alinea la energía del ser vivo que la incorpora a su sistema. Las esencias florales se acoplan a la estructura energética del sujeto transformando las redes disarmónicas en flujos constantes y uniformes de energía regulada. Según Bach, intervienen “elevando nuestras vibraciones y abriendo nuestros canales…”
No actúan por medio de la acción bioquímica, si bien terminan afectando positivamente la biología del ser vivo que las consume.

(+57)3118632848

Calle 93 # 19-66 Consultorio 705
Bogotá, Colombia.

  • Instagram
  • Facebook icono social

©2020 por Dra. Paola Parra. Please contact for credits of photos or articles, Thanks.